Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë

   Aunque en el momento de su publicación tuvo una decepcionante acogida por la mojigata sociedad victoriana, Cumbres Borrascosas terminaría convirtiéndose en una de las novelas más indiscutibles del siglo XIX. La poderosa y hosca figura de Heathcliff domina esta abrumadora historia en la que se muestra una descripción cruda de pasiones sin control. Cumbres Borrascosas, de Emily BrontëDe las diferentes interpretaciones de lectura que de esta novela podrían hacerse es quizá la de la tradición gótica una de las que más belleza trasciende, pues los brumosos  y sombríos páramos de Yorkshire son el singular escenario donde se desarrolla con fuerza arrebatadora la apasionada y trágica historia de amor entre Heathcliff y Catherine. Apariciones sobrenaturales, noches sin luna o elementos de misterio y terror llenan esta obra. Pero sobre todo también, habría que destacar la gran sensibilidad que poseía Emily Brontë, una sensibilidad que se adelantó a su tiempo, y que a través de maravillosos detalles expone con gran complejidad los comportamientos humanos, las actitudes o reacciones apasionadas promovidas por la venganza y el odio; o los amores desesperados que van más allá de la muerte. Cumbres Borrascosas es sin duda una de las novelas más impresionantes de todos los tiempos.


 

Emily Brontë

Emily Brontë

   Emily Brontë nació en 1818 en Thornton, en el norte de Inglaterra. Hija de un clérigo, perdió a su madre a temprana edad y se educó junto con sus cuatro hermanas y su hermano Branwell en una rectoría aislada en  los páramos de Yorkshire. Durante un breve período, asistió a la escuela de Cowan Bridge —un siniestro internado que Charlotte retrataría en su novela Jane Eyre—, pero tras la muerte de sus hermanas Maria y Elizabeth, ambas prosiguieron su educación en casa. Emily siempre destacó por su fuerte temperamento y su carácter reservado y huraño. Todos sus intentos por integrarse en el mundo —un viaje a Bruselas junto con Charlotte para aprender francés, unos meses como institutriz— se saldaron con un apresurado regreso al hogar, donde Emily permanecería hasta su muerte en 1848, a los treinta años.

   Emily Brontë publicó en vida solo unos cuantos poemas, que aparecerían en un volumen junto con los de sus hermanas Charlotte y Anne bajo los seudónimos de Ellis, Currer y Acton Bell, y la novela Cumbres Borrascosas (1847).

[Nota biográfica de la traducción de la editorial Alba, extraída de la edición original en inglés de la obra reeditada de 1849 en la que ya aparecería la obra con el nombre de su autora].

Deja un comentario

Your email address will not be published.